Norte de Santander

En Pamplona empezarán a expulsar inmigrantes irregulares

Se estima que hay 1.500 extranjeros en el municipio. Los controles se realizarán cada ocho días.

A partir de este sábado se realizarán controles permanentes para no permitir la presencia de extranjeros que se encuentren de manera irregular en Pamplona.

Después de que Migración Colombia dio a conocer su resolución 714, propietarios de hoteles y restaurantes, empresarios, funcionarios públicos y demás ciudadanos no podrán aceptar más inmigrantes para trabajar, si no cumplen con todos los requisitos legales.

Una reunión que se llevó a cabo en la Universidad de Pamplona sirvió para aclarar que quiénes sean sorprendidos laborando en condición migratoria irregular serán deportados y los empleadores recibirán sanciones económicas.

Estas acciones se adelantarán, inicialmente, donde ya se tiene conocimiento de la  presencia de inmigrantes.

Asimismo, el control será efectivo en todo el espacio público que tenga presencia de vendedores informales invadiendo andenes, atrios de las iglesias, parques y plazuelas.

El alcalde, Mohamad Amra, dijo que cada ocho días las autoridades van a realizar controles con funcionarios de  Migración Colombia.

El funcionario dijo que luego de dar a conocer la resolución 714, no hay excusas para que comerciantes o empleadores de diferentes oficios contraten personas de otras nacionalidades que estén de manera irregular en Pamplona”.

“Este es un tema pedagógico, y quienes asistieron conocen ahora hasta dónde llegan las medidas de Migración, y qué les puede pasar si las incumplen incumplen”, puntualizó Amra.

También,  aseguró que el propósito de la administración municipal no es llegar a perjudicar nadie, sino que los venezolanos deben entender su situación y buscar la forma de legalizar la estadía en el municipio, teniendo en orden el  pasaporte y la visa de trabajo.

El alcalde recordó que los pamploneses se han quejado por la inseguridad generada por algunas de estas personas, al igual que por el desplazamiento de la mano de obra por inmigrantes que cobran más barato.

“Vemos que hay muchas quejas por la crisis que se ha generado en el municipio con estos temas, y tenemos que buscar los medios para que contraten o empleen a nuestra gente”, indicó.

El director ejecutivo de la Cámara de Comercio, Carlos Solano Espinosa, dijo que ya era tiempo de que se realizara este ejercicio con los funcionarios de Migración Colombia, porque cada día se aumenta la presencia de extranjeros en la ciudad.

“Lo que se quiere evitar es que, por el desconocimiento de la norma, lleguemos a incurrir en algunas faltas que sean objeto de sanciones”, puntualizó Solano.